Comunidades Mapuche de Lumaco y Galvarino inician proceso de recuperación territorial

Seis comunidades del sector Bajo Pellahuén, comunas de Lumaco y Galvarino, inician control territorial y recuperación productiva de 15.000 hectáreas de tierra.

30_5_2012_18_51_26

Foto de archivo

Fuente: Mapuexpress

A la opinión pública nacional e internacional, a las comunidades mapuche y a las autoridades competentes, señalamos lo siguiente:

Que desde el miércoles 16 de abril las comunidades Andres Huiquiñir, Mateo Huenchuman, Pascual Pichulman, Juan Quilaqueo, Painen Marileo y Rain Chillacura, todas pertenecientes al Lof Cayu del Bajo Pellahuén, hemos dado inicio a un proceso de recuperación territorial de aproximadamente 15.000 hectáreas de tierra usurpadas por las empresas forestales Masisa, Mininco y Arauco. Desde esta fecha las tierras vuelven a manos de sus verdaderos dueños: los mapuche, que sólo hace 132 años han sido ocupados por afuerinos escrupulosos en complicidad con el estado chileno racista y genocida.

Los argumentos esgrimidos para recuperar nuestro territorio son dos:

1 -. El Convenio 169: aprobado por el parlamento en 2009 y que en uno de sus artículos señala: “que cobran vigencia los tratados” en el particular el de Trapihue del 1 de enero de 1825. El artículo 18 de dicho tratado señala: “Los gobernadores ó Caciques desde la ratificación de estos tratados no permitirán que ningún chileno exista en los terrenos de su dominio por convenir así al mejor establecimiento de la paz y unión, seguridad general y particular de estos nuevos hermanos.” Es decir, se reafirmaba la separación entre ambas sociedades como garantía de la paz en el mundo fronterizo, correspondiendo la presencia de cualquier chileno o empresa forestal en territorio mapuche, un acto claramente ilegal.

2 -. Artículo 28.- de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas que establece:

a.- “Los pueblos indígenas tienen derecho a la reparación, por medios que pueden incluir la restitución o, cuando ello no sea posible, una indemnización justa, imparcial y equitativa, por las tierras, los territorios y los recursos que tradicionalmente hayan poseído u ocupado o utilizado de otra forma y que hayan sido confiscados, tomados, ocupados, utilizados o dañados sin su consentimiento libre, previo e informado”.

b.- “Salvo que los pueblos interesados hayan convenido libremente en otra cosa, la indemnización consistirá en tierras, territorios y recursos de igual calidad, extensión y condición jurídica o en una indemnización monetaria u otra reparación”.

3.- Llamamos a la autoridad administrativa, tanto de la intendencia regional como gobernación de Malleco de La Araucanía a tomar medidas concretas para evitar la represión en contra de las comunidades.

4-.- Señalamos que nuestra firme decisión es continuar hasta el final con la recuperación de nuestro territorio heredado por nuestros abuelos y ancestros.

5.- Desde el Bajo Pellahuén mandamos un saludo cargado de resistencia a todos nuestros hermanos que luchan por reconstruir nuestra nación y exigimos la libertad de todos los presos políticos mapuche.

Nuestro objetivo es mejorar en forma definitiva nuestra situación económica miserable en que nos encontramos y de paso aportar en la reconstrucción de nuestra nación mapuche.

Firma el comunicado los voceros:

Julian Eduardo Paillali Huiquiñir y Juan Antonio Paillaman Huenchuman.

23 de abril, 2013

POR LA RECONSTRUCCIÓN NACIONAL Y EL WALLMAPU LIBRE.

Anuncios